trabajadores_copia
Foto referencial

Por cuarta vez los trabajadores de los estados Carabobo, Cojedes y Lara protestaron a las afueras del Ministerio del Trabajo, en Caracas.

¿La razón? Denuncian que el ente ministerial se convirtió en un “elefante blanco” que obstaculiza la labor sindical al no respetar las libertades de los trabajadores.

Julio Polanco, presidente de la Federación Unitaria de Sindicatos Bolivarianos del estado Carabobo y coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), expuso que desde que se creó el Registro Nacional de Organizaciones Sindicales (Renos), “solo se han legalizado ocho sindicatos en el estado Carabobo cuando hay más de 100 sindicatos a la espera por año”.

Un ejemplo de esta situación es lo que ocurre en Barrio Adentro, en el que hay cuatro proyectos sindicales desde 2014 a nivel nacional en los estados Zulia, Trujillo, Amazonas y Carabobo, y ninguno ha sido legalizado ni le han dado respuesta sobre estas solicitudes.

La ensambladora de vehículos Chery también corre con la misma suerte. “Allí hay dos proyectos para constituir dos sindicatos. Uno en Tejerías y otro en Guacara, pero desde el año pasado han sido ignorados”.

Polanco exhortó al presidente Nicolás Maduro para que sea igual de diligente así como lo fue en el caso de Empresas Polar “porque por el hecho de que sea Polar, un enemigo político del gobierno, es que le van a dar respuesta efectiva”.

Solicitó, además, que haya una respuesta del Ministerio del Trabajo, a todas las solicitudes de los trabajadores por igual.

(Clavel Rangel, 22.07.2015)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.