He sido un respetuoso ciudadano a pesar de tantas irregularidades al seguir presentadme semanalmente. (decretó el Juez de Control 01, el día 11.08.2009) aun lo estoy cumpliendo no soy capaz de desacatar este beneficio, ante las Autoridades Judiciales y mostrarme en franca rebeldía….porque me ampara la verdad y mi inocencia.

En un verdadero Juicio donde las actuaciones policiales han dejado un lado oscuro… nada puede ignorarse aunque las pruebas, hechos y/o denuncias parezcan insustanciales, ameritando una investigación y no negándolo como lo hizo la Fiscalía Novena. Por mucho que maquillaron la supuesta agresión al funcionario policial, siempre la mentira dejará ver las secuelas propias de la falsedad.

Por que a esta fecha  se sigue violando el debido y justo  proceso al no permitirnos el respectivo derecho al RECURSO DE APELACION, no se nos ha notificado la Sustentación de la Sentencia dada el 01 de Febrero 2010.

En mi caso se demuestra la ilegítima privación de mi libertad, una flagrante violación a los Derechos Humanos además de: maltrato físico, abuso de autoridad, montaje de hechos, violencia policial, manipulación de testigos, alto grado de complicidad de funcionarios y simulación de un hecho punible.

Mi representación Diplomática en Caracas ya le envió a la Cancillería Gral. la respectiva nota de mi caso.

¿Por qué se encubre a William Mendez Unda y otros funcionarios adscritos a las fuerzas policiales del Edo. Lara? Debe respetarse el derecho internacional, debe hacerse justicia y el mundo debe ver que se hace justicia. Esto constituirá un mensaje inequívoco para quienes se consideran por encima de la Ley.

Hazme un juicio justo en lo que mis Derechos Humanos estén garantizados por diversos instrumentos legales, como la Constitución y el Código Orgánico Procesal Penal.

Será que pueden mirar a sus hijos, sin sentir asco por tantas acciones lamentables que en han efectuado en el “fiel” cumplimiento de sus funciones.

De eso se trata, de seguir. Como dijo aquel hombre que se adelantó a su siglo: “Si avanzo, seguidme; si me detengo, empujadme; si retrocedo, matadme”.

Guillermo Gómez
C.I. 81.204.412

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.