Los contratados de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) trancaron portones, marcharon hasta la CVG y luego, volvieron a cerrar los accesos a la acería por tercer día consecutivo.

La queja sigue siendo la misma que la de hace algunas semanas: que Sidor cumpla con los beneficios que firmó en acta, a modo de tregua, con los “tercerizados”.

 Pero el silencio de la empresa ha enardecido a los dirigentes. Las paralizaciones más que generarle contratiempos a la administración de la siderúrgica no han logrado su cometido.

Ayer miércoles 21 de julio los trabajadores llegaron hasta la CVG en caravana. La Guardia Nacional militarizó la zona, como el resto de la zona industrial y tras negociaciones  consiguieron reunirse con la vicepresidenta de la CVG, Haydeé Valenzuela.

 Al final de la tarde, tras la reunión con la vicepresidenta,  Jackson Ramírez dirigente del Movimiento 27 de Abril expresó: “Nos dijeron que Sidor no podía pagar y que nosotros también teníamos la culpa porque nosotros no sabemos la situación de Sidor. No somos ingenieros, ni directivos, los que deben saber las condiciones de Sidor son quienes firmaron esa acta”, expresó el dirigente.

Hasta los momentos, no hay algún pronunciamiento oficial sobre el conflicto. No obstantel, un folleto propagandístico fue distribuido a los trabajadores, donde se  deja constancia de beneficios salariales que van desde 20 Bs. de aumento fraccionados, hasta 120 días de utilidades a salario integral y bonos.


 Por otra parte, los “tercerizados” advirtieron al presidente Hugo Chávez que si no se les cancelan lo prometido, no se movilizarán para las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre.

 “Ya estamos cansados de ser humillados y maltratados, ahora también somos amedrentados por la Guardia Nacional. Presidente Chávez, si quiere ganar la Asamblea Nacional tiene que darle a los trabajadores lo que se merecen, nosotros lo que estamos pidiendo es justicia desde hace muchos años”, manifestó Hugo Bastardo, dirigente de los
“tercerizados”.


 Bastardo advirtió al coordinador del control obrero, José Clemente Tata, y al secretario de finanzas de Sutiss, José Meléndez, que “tienen que ponerse las pilas porque tienen que ir al portón IV a decirle a los trabajadores que ellos no son el control obrero, porque ellos no fueron electos por los trabajadores”.

 También Richard Romero, dirigente del Movimiento 27 de Abril, se dirigió al presidente Chávez: “Usted eligió un control obrero a dedo, un presidente de Sidor que es un títere, señor presidente de Sidor póngase los pantalones con los trabajadores tercerizados”.

Contingencia sidorista
 Las operaciones en la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) están a media máquina, un 50% de paralización según informaron fuentes de la empresa.

 La baja productiva ha ayudado a que el paro de 8.400 trabajadores contratados no afecte completamente la producción en la siderúrgica, la cual está en un 68% de operatividad.

 El servicio de comedor no funcionó lo que afectó a los 6.000 mil sidoristas. La estatal activó la contingencia y ha tenido que asumir el servicio de alimentos y agua potable.

 Delegados de prevención de Sidor informaron que, de continuar la paralización de sus pares tercerizados, se complicarían las labores pues ante un contratiempo técnico no tendrán suficiente recurso humano para hacerle frente, (Correo del Caroní, 22.07.10).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.